Reutilizar electrodomésticos para no gastar de más

Reciclaje y reutilización de todo tipo de objetos

Toda acción tendiente al ahorro y a evitar el despilfarro de recursos es un aliado en pro de la economía hogareña. No sólo debemos evitar las compras superfluas y buscar los mejores precios en el mercado, sino que también debemos evitar el malgasto o el deterioro de nuestros elementos y bienes.

Pero tenemos otra forma más para ahorrar, y a la vez, lograr una decoración y una ambientación impecable y personalizada: reutilizar elementos en actividades creativas, a nuestro gusto, y sin gastar de más.

Podemos reaprovechar casi cualquier sobrante de otros proyectos. Del mismo modo, podemos dar un nuevo uso a elementos convencionales.

¿Qué hacer con un viejo televisor?

Un viejo televisor en desuso, cuya reparación excede su precio de compra, o uno que ya sea demasiado añoso y no valga la pena su arreglo, puede ser sencillamente convertido en un contenedor. Dividimos la carcasa y retiramos los componentes internos. Luego, podemos sellar el ambiente interior con un nuevo contenedor o con sellador siliconado, para lucir allí un bello acuario o plantas flotantes y de tierra.

Nuevas creaciones con electrodomésticos en desuso

Los electrodomésticos en desuso pueden ser también reaprovechados. Cuando se descomponen y su arreglo es demasiado caro para nuestro presupuesto, podemos venderlos a quienes los compran (para sacar de ellos los repuestos útiles) o bien donarlos a entidades caritativas que los reciban para su reparación. También se pueden convertir en otros elementos. Al igual que en el televisor, eliminaremos los componentes internos y utilizaremos las carcasas para decorar ambientes de manera creativa: una licuadora puede convertirse en un original florero, una batidora cuya carcasa haya sido dividida en dos puede ser una genial decoración de pared, y hasta un microondas en desuso puede convertirse en el sitio ideal para conservar fresco el pan.

Nuevos trabajos con sobrantes de papel de pared

Además de los electrodomésticos, podemos reutilizar distintos objetos cotidianos, por ejemplo, los sobrantes del papel de pared. Éstos deben ser conservados dentro de bolsas oscuras para realizar cualquier reparación que sea necesaria, por deterioros del uso cotidiano, manchas, humedad y demás. Pero si hemos renovado el papel o lo hemos pintado, estos sobrantes pueden ser reaprovechados en otros proyectos. Podemos recortar formas para decorar otros ambientes, usarlos para recubrir cajones (y proteger así la madera, en especial en cajones de cubiertos y de herramientas) o bien reforzar con este papel tan resistente otros proyectos. Una idea genial es tomar tiras sobrantes de papel de pared y cubrir con ellos las aspas de los ventiladores de techo, para darles un aspecto original y creativo.

Sólo es necesario echar a volar nuestra imaginación y creatividad, y dar nueva vida a los elementos y recursos en desuso para ahorrar hasta el último centavo, sin rescindir decoración y ambientación de todos nuestros espacios.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar reutilizando distintos electrodomésticos en desuso, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social