Ahorrar energía según la clasificación de consumo de los electrodomésticos

Ahorrar energía según la clasificación de consumo de los electrodomésticos

Cuando necesitamos cambiar un electrodoméstico, o reemplazar uno que ya no funciona, podemos hacer una compra inteligente adquiriendo aquellos que hagan un uso más eficiente de los recursos.

Electrodomésticos que ahorran energía

Clasificación de los electrodomésticos según su consumo

Según su consumo energético, los electrodomésticos están clasificados con letras que van de la A a la G, siendo estos últimos los menos eficientes. En el caso de los aparatos de frío (refrigeradores y acondicionadores de aire) hay todavía dos clasificaciones superiores: A+ y A++. Entonces, lo primero que haremos será buscar aquellos que estén clasificados como A, que consumen aproximadamente un 38% menos de energía que los de la clase C o D (75% al 100% de consumo).

En lo que respecta al acondicionador de aire tipo split, debemos elegir el aparato adecuado para el tamaño del ambiente donde lo pondremos. Para eso nos fijaremos en la relación entre metros cuadrados y calorías/frigorías. Por ejemplo, para una superficie de unos 50 mts2, necesitamos un aparato de unas 3.500 frigorías. Cuando es un ambiente que recibe mucho sol, calcularemos un 10% más de capacidad.

Los refrigeradores que tienen el freezer en la parte superior son más eficientes energéticamente que los que tienen el freezer a un lado. Debemos verificar que los burletes sean bien gruesos, porque eso garantiza el cierre hermético.

Ahorrar energía según la clasificación de consumo de los electrodomésticos
Según su consumo energético, los electrodomésticos están clasificados con letras que van de la A a la G

"Los electrodomésticos clasificados como A consumen aproximadamente un 38% menos de energía que los de la clase C o D."

Para comprar un lavaplatos, buscaremos el que use menor cantidad de agua en cada ciclo. De todos modos, si no usamos el ciclo de secado, y dejamos que los platos se sequen al aire, ahorraremos energía adicional.

Las lavadoras de ropa más eficientes son aquellas que tienen gran capacidad de carga (lavaremos más ropa con menos agua) y control del nivel de agua en cada ciclo. Las catalogadas con la letra A llegan a usar hasta un 50% menos de agua que las menos eficientes. También ahorraremos agua y contaminaremos menos si usamos jabones de baja espuma. Dentro de lo posible, hay que evitar el uso de secadoras de ropa.

Si vamos a comprar un ordenador, los portátiles consumen mucha menos energía que los de escritorio. Todos los ordenadores catalogados como eficientes energéticamente tienen una función de control de energía para cuando están activos, que se debe configurar. Se consiguen todo tipo de periféricos (impresoras, escáner, faxes, monitores) que ahorran energía; incluso fotocopiadoras y otros equipos de oficina.

"Los refrigeradores que tienen el freezer en la parte superior son más eficientes energéticamente que los que tienen el freezer a un lado."

Comparando distintos tipos de aparatos para la casa, el que más consume es el jacuzzi. Le siguen, en orden descendente, las bombas para piscina, los refrigeradores, las lavadoras y las secadoras de ropa. ¿El que menos consume?: la manta eléctrica para la cama.