Cómo ahorrar energía en el uso de electrodomésticos

Ahorrar electricidad en el uso de electrodomésticos

A la hora de comprar y utilizar los electrodomésticos, podemos aprovechar para realizar un gran ahorro de recursos, lo que será de gran ayuda tanto al medio ambiente, como así también a nuestro bolsillo.

Consejos para ahorrar energía con los electrodomésticos

Al adquirir un aparato, debemos escoger el de menor consumo energético. Preguntá al vendedor cuánto voltaje consume el artefacto antes de comprarlo, y compáralo con otros que hayas visto en el mercado.

Heladera. Para ahorrar con el uso de la heladera, sitúala en zonas ventiladas y fuera de fuentes de calor, como la luz solar, el horno, o aparatos de calefacción. Mantenla siempre libre de polvo y suciedad y bien cerrada, para evitar que el motor se exija demasiado y funcione sin necesidad. Adecua la temperatura de la heladera y del freezer para las estaciones de invierno y verano.

Cocina. Respecto de la cocina, las hornallas deberían ser preferentemente a gas y no eléctricas, ya que las primeras poseen un mejor rendimiento (consumen un cuarto de recursos que consumen las eléctricas) y ofrecen mejores resultados en la cocción.

Calefacción. La calefacción también debería ser a gas, o bien utilizar un hogar a leña o calefacción central si tienes disponible. La calefacción eléctrica consume altas cantidades de recursos, y es (en comparación) menos eficiente que las demás calefacciones hogareñas.

Televisor, radio y DVD. El televisor, la radio, el DVD y los demás aparatos de entretenimiento audiovisual, deben permanecer desenchufados cuando estén fuera de uso. Además, y en especial en lo que respecta a televisores y monitores, procura elegir aquellos de cristal liquido o LCD, ya que consumen mucho menos que los anteriores de tubo.

Lavarropas. Al igual que la heladera, el lavarropas tiene un mejor rendimiento en temperaturas de ambiente frías, debido a que el motor posee menor exigencia. Es buena idea realizar el ciclo de lavado por la noche, y tender la ropa al sol durante el día, evitando el uso de secadoras que, además de consumir recursos, no eliminan gérmenes como sí lo hacen los rayos solares.

Todos los electrodomésticos deberían permanecer desenchufados al estar fuera de uso, para evitar la utilización y el consumo de energía: recuerda que aún estando apagados hacen un consumo mínimo.

Cuando desenchufes todos estos aparatos, vas a poder ver la diferencia en tu próxima factura eléctrica.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar energía en el uso de electrodomésticos, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
18 valoraciones.
El 72% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social