Tips para ahorrar en remedios

Remedios caseros para ahorrar en medicamentos

El gasto de salud, más que un gasto, es una inversión. Si hay algo en lo que debemos ser más permisivos en lo que respecta al desembolso monetario, es justamente aquí: en la salud, la nuestra y la de los miembros de la familia.

Sin embargo, hay pequeños tips de ahorro que podemos aplicar para evitar gastos mayores. Por ejemplo, sabemos que la prevención es siempre mejor que la cura. El primer truco de ahorro en salud es mantener una buena higiene, lavarnos las manos y el rostro varias veces por día, alimentarnos saludablemente (con muchas frutas y vegetales frescos) y practicar ejercicio regularmente, al menos caminar y tomas las escaleras en lugar del elevador. De este modo, tendrás un organismo saludable y fortalecido, listo para combatir las amenazas con mayor y mejor efectividad.

También hay algunos trucos en lo que respecta a los remedios y medicamentos. Las marcas comerciales más afamadas, por ejemplo, tienen un valor impuesto. En lugar de remedios de marca, pide a tu médico que te haga una prescripción por la droga activa. Así consumirás el medicamento necesario, sin los costos extra que imponen los laboratorios reconocidos.

Remedios caseros, económicos y naturales

La mejor opción es aprovechar las ventajas de la homeopatía y de los remedios caseros, como los que veremos a continuación:

Uno de los más efectivos antitusivos (antitusígenos) naturales es la miel natural orgánica. Simplemente la entibias y consumes una cucharada, para lubricar los conductos de tu garganta. Evitarás empeorar los daños de la tos continua, aliviarás las membranas del tracto bronquial, y podrás aprovechar sus propiedades antimicrobianas. Puedes consumirla sola o usarla para endulzar tés e infusiones adecuadas, como de manzanilla (camomila) u otros.

También el aceite de eucalipto es adecuado (puedes consumirlo en infusiones o en agua caliente, o usarlo en el agua del baño para respirar sus vapores. En época de invierno, coloca hojas de eucalipto en un cuenco con agua y colócalo sobre las fuentes de calefacción, para que su vapor inunde el aire.

El limón es un gran aliado para ahorrar en salud, y también logra blanquear la piel, siendo un poderoso agente desinfectante. Puedes mezclarlo con agua, con infusiones frías o calientes, y también con miel.

Para casos de gargantas irritadas, nada mejor que hacer gárgaras de agua tibia con sal fina. Limpiará la zona y ayudará a eliminar las placas visibles. Puedes finalizar con un buche de enjuague bucal, para evitar el gusto salado y ayudar en el proceso de desinfección de la zona.

El vinagre de manzana es un buen ayudante para aliviar gargantas irritadas, también. Puedes mezclarlo con agua tibia y hacer gárgaras, o beberlo para ayudar a eliminar las bacterias (debido a sus propiedades ácidas).

En casos de congestión, olvídate de los productos comerciales que pueden comprometer a tu hígado y a tu estómago. En su lugar, elige consumir alimentos picantes, duerme con una almohada extra, y toma a diario un baño caliente para poder aprovechar el vapor caliente, que limpiará tus vías respiratorias. Combina estos consejos con los mencionados arriba, para un alivio casi inmediato.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar en salud con remedios caseros, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social