Cómo ahorrar en los gastos del bebé

Consejos para ahorrar en los gastos del bebé

Si una persona adulta ya conlleva unos gastos importantes, un bebé o niño pequeño aún más: alimentos especiales, pañales, guardería, canguro, juguetes, son sólo algunos de los muchos gastos asociados a tu pequeño hijo. Pero que no cunda el pánico, porque con unos sencillos consejos vamos a ver cómo puedes ahorrar en los gastos de tu bebé.

Cómo ahorrar en gastos de pañales

Comprar pañales es casi siempre el mayor gasto durante la vida de un bebé: utilizarás varios cada día y durante mucho tiempo, normalmente hasta los dos o tres años de edad. Pese a que los pañales desechables son muy prácticos, los pañales de tela o reutilizables pueden llegar a reducir el costo hasta en un 30 o 40 por ciento, si bien es cierto que suponen una inversión inicial más alta (se venden en packs con varios pañales, pomadas, etc.) y la pérdida de tiempo que implica tener que lavarlos.

Si no te convence esta forma de ahorrar, trata como mínimo de comparar precios entre distintas marcas de pañales desechables, y comprar los envases más grandes que salen más económicos.

Ahorrar en la alimentación y la ropa del bebé

La leche materna es gratis y por tanto tiene un ahorro del 100% respecto al biberón, además, la mayoría de pediatras la recomiendan hasta los seis o siete meses de edad, al disponer de más nutrientes que la leche de tarro. Elige esta opción natural si te es posible.

A partir de los cinco o seis meses de edad, cuando el bebé ya empieza a consumir sus primeros alimentos sólidos, una buena forma de ahorrar es preparar papillas caseras antes que optar por las compradas.

Vestir a tu niñito es otro gasto muy importante, especialmente durante los primeros meses de vida en que la ropa les queda pequeña en cuestión de semanas, no obstante, seguro que puedes aprovechar la ropa prestada de algún familiar o amiga que ya tenga niños más grandes. Si no, también resulta interesante comprar algunas prendas de segunda mano, asegurándote siempre de que estén en perfecto estado.

Cómo ahorrar en juguetes y equipamientos para bebé

Cuando tu niño empiece a crecer, querrá disfrutar de todos los juguetes que ve en televisión, o en su guardería, así como de caprichos varios: recuerda que si cedes a todas sus pretensiones desde que cuenta con apenas unos meses de edad, tendrás que comprarle todo lo que quiera, hábito muy caro de mantener, y contraproducente para el desarrollo del niño. Opta por recuperar viejos juegos poco costosos (recortes, revistas para colorear, contar cuentos, etc.) y huye de juguetes electrónicos que requieran pilas para su uso. También puedes pedir prestados juguetes antiguos a tus conocidos.

Finalmente, el equipamiento adicional que pueda necesitar tu bebé, como la cuna o la silla para el coche, no conviene adquirirlo de golpe, sino a medida que lo necesitas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar en los gastos del bebé, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social