¿Nuevo bebé en casa? Aprende algunos consejos de ahorro

Bebé con ahorro bajo el brazo

Un bebé en la familia es siempre una buena noticia. Complementa a la felicidad general, y nos recuerda el milagro de la vida y la belleza de la familia. Sin embargo, el presupuesto hogareño se ve profundamente afectado por la llegada del nuevo bebé a casa. Pero aquí hemos reunido algunos consejos de ahorro, para que tu nuevo hijo no se vea privado de nada, y manteniendo al mismo tiempo la tranquilidad económica en el hogar.

Ahorro en la compra de pañales y leche

Hay algunos gastos principales a los que debe prestar atención, para optimizarlos de modo de no sufrir necesidades posteriores. Los pañales son el primero de los gastos observados, debido a la gran cantidad de estos elementos indispensables para la paternidad actual.

La mejor manera de ahorrar en los pañales es comprarlos en la fábrica del emisor, o en tiendas especializadas (llamadas “pañaleras”). La compra de pañales en supermercados será un poco más costosa, y la idea principal aquí es ahorrar cada moneda posible, sin rescindir calidad. Puedes adquirirlos en paquetes de grandes volúmenes, para que resulten menos costosos. También aprovecha las ofertas especiales y las compras con tarjeta en los días de promoción, y por qué no, averigua sobre las compras de pañales online directos de fábrica.

La leche materna es gratuita, y es el mejor alimento del bebé desde muchos aspectos y puntos de vista. Sin embargo, por motivos de complemento de alimentación o por condiciones particulares, muchos niños deben consumir leche de fórmula. Antes de comprarlos, elige fórmulas en polvo para preparar. Una vez más, comprar en mayores cantidades te permitirá ahorrar. Además, la leche en polvo de fórmula posee gran duración, y si tienes algún sobrante, podrás compartirlo con otra nueva madre con esta necesidad. Aprovecha los descuentos especiales, y afíliate a clubes de maternidad en farmacias y tiendas de infantes para poseer descuentos en compras.

Elementos indispensables para el bebé

Otro gasto importante es el de los elementos de necesidad indispensable, como la cuna, el coche y otros. En el mercado encontrarás una oferta sumamente amplia, en grandes marcas, pero a precios elevadísimos. En cambio, elige las marcas menos conocidas. Antes de la compra, consulta con otros usuarios o en blogs especializados, para conocer sobre la durabilidad, la resistencia y el uso más apropiado de estas segundas marcas. Los indispensables son una cuna para dormir (que bien puede ser una cama reforzada con barras laterales, que perdurará por los años), un asiento de seguridad para el coche, y una carrola o cochecito para los paseos.

Los gastos en ropa y comida del bebé se pueden reducir, simplemente, en la compra de lo indispensable. Utiliza la ropa que necesites, y ve lavando. Compra modelos funcionales y cómodos para el niño, sin gastar de más en costosos modelos de diseñador que el bebé no apreciará ni le sentará confortable.

El ahorro en el cuidado del niño también es posible. Puedes enrolarte en un jardín maternal, o contratar a niñeras especializadas por poco dinero. Encarga el trabajo a sobrinos o a los hijos de tus vecinos, o incluso a vecinos adultos que permanezcan en casa, según tu comodidad.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar en la compra de elementos para el bebé, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social