Ahorrar gastos en la oficina hogareña

Todo ahorro que procuremos es un aliado para mantenernos dentro del presupuesto. Y es que debemos crearnos la conciencia de que un centavo ahorrado, es un centavo que podemos destinar a otros fines, quizás más entretenidos, quizás más urgentes. En la economía hogareña, no hay límites para el ahorro. Hoy veremos la forma de economizar gastos desde la oficina hogareña.

La oficina hogareña es, ya de por sí, un ahorro. Si bien contar con una oficina externa al hogar es siempre lo recomendado, la oficina hogareña nos permite trabajar cuanto queramos. Pero, claro, debemos ser prudentes y precavidos al hacerlo, limitándonos para tener nuestro tiempo de descanso también, tal y como si se tratara de una oficina en el centro de la ciudad.

Ahorrar energía eléctrica en la oficina

También debemos ser precavidos respecto de los gastos en la oficina hogareña. Por ejemplo, en el consumo eléctrico. Contar con el computador tan a la mano nos motiva a encenderlo ni bien nos despertamos, y apagarlo sólo al irnos a dormir. Pues esto no es lo adecuado. No sólo estaremos haciendo un consumo eléctrico elevado, sino que además estaremos forzando al aparato a un constante funcionamiento. En lugar de ello, enciende el computador sólo cuando vayas a usarlo, y apágalo al finalizar.

Si necesitas mantenerlo encendido, entonces prográmalo para un consumo eléctrico adecuado. Establece un apagado automático del monitor de tres a cinco minutos de falta de uso. Si estás leyendo algo en pantalla, sólo bastará mover el mouse para volver a encenderlo automáticamente. En lugar de dejarlo en protector de pantalla, consumiendo electricidad, el sistema de ahorro de energía y apagado automático prevendrá que la pantalla siga consumiendo energía eléctrica. Los demás periféricos también han de ser mantenidos apagados hasta el momento de uso, y restringidos también en ello. Ya que tienes la pantalla a mano, procura no imprimir demasiado (gastando electricidad, papel y tinta).

También procura un sistema de hibernación, suspensión o apagado automático del ordenador. Puedes hacer esto desde el panel de control o la configuración de uso. Verifica cuánto tiempo demoras en realizar tus quehaceres, en ir al baño y demás. Si tu ausencia del computador suele ser de 5 minutos y regresas, determina que la máquina se apague automáticamente a los 7 a 10 minutos sin uso.

También puedes ahorrar gastos en la oficina hogareña colocando el escritorio en un sitio cercano a la ventana, para tener luz natural. En lo posible, no tengas la luz a tus espaldas, para evitar brillos molestos. Recuerda que la luz natural es muy adecuada para la mayoría de las tareas, y te permitirá evitar encender la luz artificial, ahorrando. Para el horario nocturno, coloca lámparas en puntos fijos, con bombillos de bajo consumo. Una lámpara de lectura sobre el escritorio será más ahorrativa y más efectiva que la iluminación general de techo.

Otros ahorros para el hogar desde tu oficina

Finalmente, aprovecha tu oficina para ahorrar en otros sectores también. Paga facturas online para evitar el traslado (y el consumo de combustible), utiliza Internet para hablar con otras personas (evitando el consumo telefónico), y hasta usa el computador para ver la TV, películas, o también escuchar la radio o música, evitando encender otros aparatos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar en el hogar economizando gastos en nuestra oficina hogareña, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social