Cómo ahorrar agua en el uso de la piscina

Evita el malgasto de agua con tu piscina

El agua es fuente de vida, sin ella, la continuidad de nuestra especie y la de cualquier otro ser vivo es simplemente imposible. Por eso debemos esforzarnos en evitar su desperdicio desde toda fuente posible, ya sea cerrando el grifo del baño al cepillar nuestros dientes, tomar duchas y no baños de inmersión, usar el lavarropas a conciencia, y también en un mantenimiento de la piscina que evita el recambio del agua y colabora con el cuidado de nuestro medio ambiente.

¡No vacíes tu piscina!

Con un adecuado cuidado del agua de la alberca evitarás la necesidad de renovarla. Se trata de una actividad laboriosa, pero fructífera. Con la ayuda de los químicos de cuidado preventivo y de higiene de la piscina la harás más sostenible y "verde", evitando el desarrollo de microorganismos y también la proliferación de insectos voladores que se acomodan en el agua estancada.

Mantenimiento de la piscina para no malgastar agua

Una vez por semana debes hacer una limpieza de la piscina durante la temporada de uso, o más regularmente si fuera necesario. En la temporada fría, asegúrate de limpiarla y reforzar sus químicos de higiene una vez por mes, manteniéndola saludable y limpia. También recuerda accionar la bomba y el filtro una vez por semana, recirculando el agua, distribuyendo los químicos, y evitando que se estanque o pudra el líquido que queda en las tuberías y sistemas, al igual que lo harías con el mecanismo de un jacuzzi.

Revisa los componentes de la bomba fija y de las mangueras del complemento, chequeando que no tengan pérdidas en ningún sector. Una fuga de tan sólo una pequeña gota por segundo supone una pérdida de 8000 litros de agua potable al año, lo suficiente para una hidratación completa anual para diez personas, calculando sólo por el mínimo recomendado de dos litros diarios de agua bebible.

No sólo por recambios y por fugas se pierde agua en la piscina. El proceso natural de evaporación ha demostrado presentar una pérdida de hasta el 70% del agua de la alberca al año. El uso de cubiertas, totales o por elementos flotantes, logra reducir esta fuga enormemente, dejando un margen mínimo de pérdida por evaporación de tan sólo el 15% anual, mayormente producido en el verano y durante el uso.

Estos sistemas cobertores también facilitan la higiene de la piscina, minimizando el esfuerzo y propiciando la menor necesidad de agregar agua o de renovarla. Y si has de hacerlo por condiciones particulares, haz el vaciado o el recambio durante la noche, distribuyendo el líquido por el jardín a modo de riego. No te preocupes por los químicos: la tierra los absorberá y provechará de alguna manera, descartando lo que no necesite de manera natural y sin afectar los sembrados de tu espacio verde.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ahorrar agua en el uso de la piscina, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social