Tips de ahorro general y de la hipoteca

Consejos de ahorro generales

Hay gastos en el hogar de los que no podemos privarnos. Por ejemplo, la iluminación es un recurso infaltable para nuestra comodidad. En lugar de encender todas las luces de casa, sólo enciende las necesarias. Ilumina sólo los cuartos ocupados, y apaga las luces al salir de él. También, reemplaza tus luminarias por otras de bajo consumo para optimizar el gasto.

Regula la temperatura de los sistemas de climatización, para que sean confortables en medida suficiente. No lleves la calefacción hasta una temperatura que te haga estar en mangas cortas en pleno invierno, sino procura una temperatura confortable para estar con un abrigo liviano dentro del hogar. En verano, haz que la temperatura interior no sea inferior a los 24°C a 26°C, ya que menos que esto sería inadecuado. Además, si al salir de casa sientes un cambio brusco, tu salud podría verse afectada en poco tiempo.

El agua del calefón o del termotanque debe estar a una temperatura agradable. Una buena manera de saberlo es mientras te duchas. Si al ingresar (en especial si eres el miembro más friolento de la familia) debes agregar agua fría, entonces estará demasiado caliente.

Aprovecha lo que es gratis

El sol y el aire libre son “servicios” gratuitos. Con ellos podemos obtener energía (con molinos, paneles solares y otros), y también ejecutar acciones convenientes, libre de gastos.

En lugar de la secadora, procura secar tus prendas al sol. Si no hubiese sol, deja que el aire libre ayude en el proceso.

En lugar de gastar una fortuna en refrescar el hogar, aprovecha el clima nocturno para ventilar. También esto te ayudará a perfumar el ambiente, en especial si colocas macetas con plantas aromáticas en ventanas, dejando que el aire libre distribuya su fragancia en todo tu hogar.

Aprovechando a los expertos

Las compañías proveedoras de servicios ponen a tu alcance auditorías y visitas de profesionales a domicilio, a veces una por año sin costo, para hacer una revisión de tu hogar, en el servicio o el recurso en cuestión, y te sugieren formas de reducir el consumo del gas, de la electricidad y del agua (entre otros), optimizando su uso en relación a los costos.

Ahorrando dinero en la hipoteca

Hay algunos medios de ahorrar en la hipoteca. Por ejemplo, en su refinanciación podemos evitar un gasto excesivo a partir de las tasas de interés de nuestro préstamo hipotecario. Considera todas las opciones, y toma la opción con una tasa de interés que te facilite el buen provecho del dinero mensualmente.

También el plazo es un dato a considerar. Por ejemplo, una hipoteca a 15 años puede resultar más económica que una a 30 años, ya que las tasas de interés pueden ser más beneficiales. Por regla general, a menor plazo de la hipoteca, más beneficiales serán las tasas de interés de las mensualidades.

El pago inicial de la hipoteca te puede ayudar también a ahorrar a largo plazo. Un pago inicial mayor puede darte, según el convenio con la empresa o la financiera en cuestión, una tasa de interés más benevolente o una mayor cantidad de mensualidades reducidas, permitiéndote un uso más propicio de tu dinero en los gastos diarios. Algunas entidades ofrecen, incuso, pagos quincenales en lugar de mensuales, con tasas de interés más óptimas para el usuario.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Ahorrando en los gastos de vivienda: ¿misión imposible?, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social