Cómo Afeitarse Bien

Cómo Afeitarse Correctamente

Saber cómo afeitarse bien, en verdad, es mucho más que aplicar crema y pasar la hojilla. Hay muchos detalles que, aunque parezcan pequeños y sin importancia, son lo que separa a la afeitada perfecta del desastre cotidiano que te deja con el rostro irritado, lesionado y a menudo sangrando.

Para afeitarse a la perfección, en primera medida necesitas una hojilla en impecables condiciones. Renueva el cartucho o cabezal con la regularidad que sea adecuada, sin esperar a que pierda el filo para hacerlo. Antes de usarla, verifica que la navaja tenga buen filo, y que no tenga marcas de óxido ni melladuras. Si la primera pasada de la rasuradora resulta molesta o dolorosa, debes cambiar el cabezal de corte. Por otro lado, si usas una afeitadora eléctrica, comprueba siempre que tenga buen nivel de batería y sus hojillas estén bien afiladas y en perfectas condiciones, pues son fundamentales para afeitarse sin problemas.

Además de la hojilla, necesitas una crema, loción o gel de afeitar. Elige uno de buena calidad, que sea adecuado para tu tipo de piel. Si no tienes, usa jabón neutro o acondicionador para el cabello, provocando algo de espuma. Contrariamente a lo que los barberos de antaño marcaron como insignia de fuego, no es necesario tener una brocha; puedes usar tus manos con toda efectividad y lograr una afeitada perfecta.

Tips para afeitarse bien. Cómo lograr una buena afeitada. Cómo afeitarse con espuma. Claves para afeitarse el rostro

© Depositphotos.com/GeorgeRudy

Imagen 1. No es necesario aplicar un aftershave agresivo: sólo moja tu rostro con agua bien fría, y tendrás una afeitada perfecta

Trucos para afeitarse bien

Si tienes la barba larga y quieres rasurarla por completo, el primer truco para afeitarse bien es rebajarla antes de comenzar. Puedes usar una cortadora de barba o de cabello, o hasta un par de tijeras bien afiladas, quitándole el largo. Después de eso, o si vas a afeitar una barba corta, comienza por lavar tu rostro con agua templada y jabón neutro, para eliminar grasitud y suciedad, dejando la piel y la barba listos.

Moja luego tu rostro con agua caliente, o aféitate luego de tomar un baño o ducha caliente. Así, el vello de tu rostro estará más blando y se abrirán los poros de tu piel, lo que ayudará a prevenir la irritación. Si no quieres tomar una ducha o lavar tu rostro, al menos aplica una toalla caliente sobre la piel, aunque el contacto con el agua es más efectivo.

Aplica el producto (gel, crema, espuma, jabón: lo que elijas) con las yemas y la palma de las manos, en suaves movimientos circulares. Esto no sólo creará la espuma en el rostro, sino también masajeará la piel y estimulará la circulación sanguínea, lo que te ayudará a reducir la irritación y las molestias luego de afeitar tu barba.

No comiences a afeitarte ya mismo. Toma tu revista favorita o aprovecha el tiempo para elegir tu ropa, mientras dejas que el producto se asiente en la piel por unos 10 minutos. Esto ablandará aún más los vellos de tu rostro, y también humectará la piel, dejándola más saludable y brillante después de afeitarte.

El siguiente paso para afeitarse como un profesional es olvidarse de las pasadas largas, que son peligrosas y no cumplen con su trabajo eficientemente. En cambio, haz pasadas cortas, de unos 2 a 3 centímetros o 1 pulgada como máximo, y en dirección al crecimiento del vello. Esto suele ser de arriba hacia abajo en el rostro, y de abajo hacia arriba en la zona del cuello. Al hacer pasadas pequeñas no sólo reducirás la cantidad cortes sobre la piel, sino que también harás una afeitada más al ras y efectiva. Intenta pasar sólo una vez por cada zona, y no presiones la hojilla: sólo el contacto debe ser suficiente con una rasuradora en buenas condiciones.

Para afeitarse bien y terminar la tarea, una vez que hayas retirado todos los vellos de tu rostro, no debes limpiar tu piel con una toalla. En cambio, moja todo tu rostro con agua bien fría, para cerrar los poros, aliviar cualquier molestia o irritación, y quitar los restos del producto que hayas usado. Repite tantas veces como sea necesario, sólo salpicando tu rostro con agua fría, sin raspar la piel. Con ello no será necesario aplicar productos comerciales químicos y muy agresivos, como los tónicos para después de afeitar o los aftershave. Pero si te gusta hacerlo, elige bálsamos y geles suaves, naturales y para pieles sensibles, aunque tu piel no lo sea. Recuerda que puedes evitar este paso por completo, y luego de mojar con agua fría puedes sólo secar dando palmaditas con un lienzo o toalla suave y seca.

Con estos consejos y secretos ya habrás aprendido a afeitarte como un profesional, sin irritación, y con resultados más duraderos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Afeitarse Bien, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social