Cómo Administrar un Kiosco

Consejos para Administrar un Kiosco

Los que se preguntan cómo administrar un kiosco deben tener en cuenta algunas cuestiones interesantes para lograr el éxito y no tener que cerrar a los pocos meses (y tras una buena inversión).

A continuación, te ofrecemos algunos consejos útiles si estás pensando en abrir un kiosco:

Elige una buena ubicación para el kiosco

Para montar un kiosco y vender mucho, el local debe estar en un sitio donde pase bastante gente. Tal vez es cierto que una tienda en una Avenida o en una zona muy transitada es más costosa en cuánto a servicios y renta, sin embargo, evalúa si esta característica no será la que necesitas para tener muchos clientes. Si el negocio está en un sitio donde pasan diez personas por día y dos coches, no esperes tener una gran cantidad de ventas al mes. La ubicación del kiosco es fundamental para las potenciales ventas.

Se aconseja también contar con edificios públicos cerca, como oficinas, fábricas, escuelas, hospitales, etc. Antes de rentar el local, observa en un día de semana la cantidad de transeúntes que pasan.

Consigue ingresos adicionales al abrir un kiosco

Antes de dedicarte a administrar un kiosco es bueno que prestes atención a este punto, ya que durante los primeros meses lo que invertiste no lo recuperarás como quisieras, sino que puede llevarte algo de tiempo. Al capital que tengas disponible (sea por tus ahorros, un préstamo o un crédito) no debes utilizarlo todo. Guarda una parte para poder costear tus gastos durante dos o tres meses. Lo que si no debes escatimar en gastos a la hora de contar con un buen stock de mercadería, porque si un cliente llega y no tienes el producto que busca, seguramente irá a otro sitio a comprar (y es probable que no regrese).

Pasos para montar un kiosco. Sugerencias para abrir y administrar un kiosco.
Imagen 1. Recuerda que al vender comestibles tendrás que contar con todo en regla para evitar problemas al abrir tu kiosco

Determina si tendrás o no empleados

Al momento de montar un kiosco, y tal vez durante el primer mes, no es aconsejable contratar empleados, o al menos que no estén todo el día. Tendrás que pagarle el sueldo, y además, los gastos adicionales (obra social, aportes jubilatorios, etc). Probablemente estarás tu solo haciéndote cargo del negocio y eso es muy frecuente. Cuando empieces a tener ganancias puedes recién pensar en tener un empleado. Tal vez te convenga abrir un kiosco con un socio, como puede ser un amigo o un familiar, y dividirse los horarios para atender.

Cómo administrar un kiosco de manera eficaz

Una vez que haz prestado atención a los tips de cómo montar un kiosco, lo que sigue es aprender de qué manera administrarlo. Esto puede parecer innecesario para algunas personas, sin embargo, está comprobado que un buen plan en lo que se refiere a las cuentas incidirá positivamente en el éxito de tu negocio.

Los nuevos comerciantes a veces no saben lo importante que es saber sobre administrar un kiosco y le restan importancia a este punto. Luego, no saben por qué han fracasado y le echan la culpa a cualquier cosa, desde la economía a que es difícil atender al público.

En los inicios, montar un kiosco no conlleva una gran ganancia, eso lo debes saber (por ello lo repetimos). Para comenzar, debes  invertir en acondicionar el local, aprovisionarte de mercadería y también en pagar permisos y habilitaciones. Recuerda que al vender comestibles tendrás que contar con todo en regla para evitar problemas.

Recién a los dos o tres meses tendrás la capacidad de ver tus primeras ganancias con tu kiosco. Pero para que esto suceda, no es cuestión simplemente de esperar esos 90 días, sino de seguir algunos consejos.

Por ejemplo, es vital contar con un buen proveedor, o ir a un mercado mayorista donde conseguir mejores precios, lo que te permitirá ganar más con cada venta. Pero atención, no caigas en el error de querer ganar un 200 o 300% por cada producto, porque de esa manera tus precios serán más altos que el resto y no conseguirás vender. En ciertos productos no puedes elegir el precio porque ya está estipulado por el fabricante. En otros, tienes el libre albedrío de colocar el que te sea más conveniente.

Administrar un kiosco es similar a cualquier otro negocio, cambiando el tipo de artículos que se venden. Debes tener en cuenta que en el caso de este emprendimiento tendrás más ventas de menos dinero, a diferencia de otros rubros que tal vez se vende menos pero cada transacción incluye mayores ganancias (como por ejemplo, una concesionaria de coches).

Esto es importante para que al momento de montar el kiosco te proveas de cambio (monedas y billetes pequeños). Puedes ir hasta una sucursal de banco cercano o ver de qué manera consigues este elemento tan preciado.

Existen diferentes maneras de administrar un kiosco, como por ejemplo, con un contador. Contrata a alguien que se encargue de llevar las cuentas del negocio. También lo puedes hacer tu mismo, pero debes ser muy cuidadoso con tus compras y tus ventas para no tener problemas. Cada vez que vendes, lo debes anotar en un cuaderno para hacer la suma diaria de tus ingresos. En otro cuaderno aparte, detalla las compras que realizas. De esta forma, será más sencillo saber cuál es tu ganancia.

El mundo de las golosinas y dulces es realmente fascinante. Tendrás clientes todo el tiempo y en cualquier época del año. Si sabes bien cómo administrar un kiosco conseguirás tus ganancias en poco tiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Administrar un Kiosco, te sugerimos que visites nuestra sección Oficinas y locales comerciales.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 92% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social