Cómo actuar ante emergencias de plomería

Problemas de plomería

Cuando tenemos un pequeño problema de fontanería, plomería o gasfitería, debemos actuar apresuradamente para evitar accidentes. Pero, en ocasiones, ya sea durante una reparación sencilla, durante una época de fríos o calores extremos, o simplemente sin causante específico, aparecen serios problemas en las instalaciones de caños y demás, que se convierten en amenazas para la integridad de nuestro hogar y de los habitantes del mismo.

En la fontanería se debe dar solución inmediata a los más pequeños problemas, como si se tratara de serias emergencias. Ello se debe a que un mínimo obstáculo puede, muy rápidamente, convertirse en un problema mayor, sin previo aviso. Si eres habilidoso, dale solución por tu cuenta. Si no tienes estos conocimientos o las herramientas apropiadas, llama al plomero con rapidez. Recuerda que estos especialistas suelen demorarse debido a su cuantioso caudal de trabajos pendientes. No esperes a que el problema empeore, y dale la solución a tiempo.

Qué hacer ante una emergencia en plomería

Entre los problemas de plomería que podemos reconocer en el hogar, hallaremos las goteras de grifos, la humedad en las paredes, en los armarios o en cualquier zona de la estructura, las pérdidas de calefones, mochilas del sanitario y otros contenedores de agua, y hasta hilos o marcas de humedad seca que aparezcan en el piso o en las superficies.

Recuerda que una pequeña gotera no sólo es un malgasto de agua, sino que además es una amenaza contra tu hogar. El agua, con sus componentes, corrosiona las griferías constantemente. Además, propicia un ambiente húmedo ideal para la conformación de hongos y moho.

Ante una emergencia, como la liberación de un sector de la grifería, una explosión de la cañería u otra semejante, lo primero que debes hacer es cortar o interrumpir el paso del agua. Antes de que llegue el momento de seguridad, asegúrate de conocer la ubicación exacta del corte general de agua, al igual que lo haces con las cañerías de gas o el circuito eléctrico del hogar. Mantén este sector libre de obstáculos, ya que en una emergencia no dispondrás del tiempo (ni de la paciencia) de estar liberando el espacio para dar corte al paso del agua.

Si el problema o la emergencia se ha dado en un sector puntual de la casa (por ejemplo, si se ha soltado la grifería del baño) puedes hacer un corte parcial. Por ello, es importante prever cortes centralizados al momento de la construcción o la ampliación del hogar.

Mantén las herramientas siempre a mano. En tu caja de herramientas debe haber pinzas que te permitan sujetar o ajustar los elementos de fontanería. También puedes tener piezas de reparación, y hasta selladores y siliconas de plomería, para dar solución precisa y eficaz a pequeños problemas o a grandes emergencias con especificidad.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo actuar ante emergencias de plomería, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social