Aceite de Rosa Mosqueta contra la Celulitis

Rosa Mosqueta para Eliminar la Celulitis

La rosa mosqueta es uno de nuestros mayores aliados naturales para la salud y nuestra estética. Sus usos son más que amplios y prácticos, y los resultados pueden apreciarse en tan sólo pocos días de tratamiento.

En esta nota aprenderemos sobre el uso del aceite esencial de rosa mosqueta para tratar la celulitis, y disminuir la apariencia de piel de naranja.

Propiedades del aceite esencial de rosa mosqueta

Una de las principales virtudes de este pequeño milagro natural es su capacidad de ayudar a nuestro organismo a regenerar tejidos, siendo así un poderoso cicatrizante que, además, logra renovar las células de nuestra piel para ayudarnos a disimular y eliminar cicatrices, manchas, estrías y también la celulitis.

El aceite de rosa mosqueta es un compuesto oleoso que puedes comprar en las tiendas de belleza, en el salón o naturistas, entre otras. Puedes utilizarlo de manera directa sobre la piel, aplicando sobre las marcas que quieres tratar, o también aprovecharlo de un modo más general, por ejemplo, incorporándolo a la receta de elaboración de tus jabones, e incluso enriqueciendo tu crema habitual con sólo algunas gotas.

Composición del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, en vitamina C, en ácido retinoico, además de ser una fuente de aportes importantísima de carotenoides, flavonoides, riboflavina y pectinas. Estos componentes ayudan a mejorar la irrigación sanguínea a cada célula de la piel, y también propician la regeneración celular.

Además, su aplicación en un tratamiento de fricción o masajes ayuda a una correcta penetración, pues se produce una suave astringencia que elimina las células muertas y permite una mejor respiración de los poros de la piel.

Rosa mosqueta contra la celulitis

La celulitis es una acumulación localizada de grasas y líquidos por debajo de la piel, que pueden presentar una apariencia de pozos pronunciados en la zona, ya sea a simple vista o en situaciones específicas, por ejemplo, al comprimir y presionar la zona. El aceite esencial de rosa mosqueta puede ayudar a reducir esta mala apariencia con un simple tratamiento casero.

Comienza por limpiar bien tu piel en la ducha, con agua caliente y un jabón neutro y delicado, usando un guante exfoliador para eliminar células muertas y otras suciedades. Al limpiar la piel, haz un masaje circular en pequeños movimientos, para activar una adecuada circulación, y luego presiona de forma certera sobre zonas pequeñas, para ayudar a disolver los cúmulos de grasas.

Al salir de la ducha seca bien tu piel, y aplica aceite esencial de rosa mosqueta directamente con tus manos. Usa algunas gotas en la palma y los dedos, y haz masajes circulares en cada zona, friccionando un poco para permitir una adecuada penetración. Deja secar al aire para que se aproveche todo lo posible de esta aplicación.

En sólo dos semanas de tratamiento (a diario o cada dos días) notarás una gran mejora. En casos agudos puedes prolongar los masajes con aceite de rosa mosqueta por un mes, y luego mantener la zona bien hidratada con una o dos aplicaciones semanales de este producto tan beneficioso para tu estética y bienestar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Aceite de Rosa Mosqueta contra la Celulitis, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social