7 alimentos que nunca debes darle a tu perro

7 alimentos que le caen mal a tu perro

Todos hemos sido presas de esta trampa fácil de dar a nuestro perro las sobras de nuestra propia comida. Por practicidad, por economía, o porque lo vemos con esa carita dando lástima y no podemos resistirnos a tanta ternura. La comida de humanos puede ser una delicia para nuestro querido animal, pero también motivo de malestares, enfermedades, e incluso situaciones peores.

Conoce los 7 alimentos que nunca puedes darle a tu perro, para cuidar de su salud y bienestar.

1. Chocolate: Es la principal recomendación, y una que debes cumplir a raja tabla. El chocolate contiene un alcaloide llamado teobromina, que en el can aumenta la frecuencia cardíaca, estimula el sistema nervioso central e influye negativamente en las arterias. Cuando el perro consume chocolate puede presentar vómitos, diarrea, hiperactividad, y en casos extremos (por abuso o por sensibilidad) hasta fallos cardíacos e infartos.

2. Frutos secos: En particular las nueces, poseen gran cantidad de fósforo, mineral que provoca cálculos en la vesícula y que afecta el sistema muscular del perro, ocasionando temblores y hasta parálisis en sus patas.

3. Paltas (aguacates): Esta deliciosa fruta posee persin, una sustancia que resulta tóxica para los perros, y está presente en la carne, las hojas y la cáscara. Puede provocarle dolores de estómago, diarrea, vómitos y en casos extremos: pancreatitis. También el hueso del aguacate puede asfixiar al perro al ser tragado, pues no es soluble y posee un tamaño considerable.

4. Ajos y cebollas: Ambas poseen tiosulfatos, sustancias que dañan los glóbulos rojos pudiendo provocar anemia, problemas sanguíneos y respiratorios. La mascota, ante su consumo, puede presentar debilidad e irritabilidad.

5. Uvas: Aunque los perros las adoran, las uvas y las pasas de uva pueden provocar serias fallas renales debido a sus contenidos químicos. Otros síntomas son asfixias, en mascotas de tamaños pequeños, y sus cabitos pueden irritar y lesionar el tracto digestivo e intestinal.

6. Patatas y tomates: La patata posee féculas (almidones) que impiden el correcto funcionamiento digestivo del perro, al ser consumida en exceso. Pero el problema de este tubérculo reside en la cáscara, el tallo y las hojas, que poseen solanina, una toxina que provoca daños en el sistema digestivo y nervioso. Esta sustancia también está presente en los tomates.

7. Lactosa: huesos y lácteos: Los perros mayores pueden desarrollar intolerancia a la lactosa, debido a la falta de las enzimas que permiten su metabolización. Puede provocar diarrea, vómitos y daños gastrointestinales. La leche y los quesos también estriñen al animal, mientras que los huesos suman a los problemas la posibilidad de fracturarse y provocar lesiones en los tractos intestinal, respiratorio y gástrico.

Si deseas leer más artículos similares a 7 alimentos que nunca debes darle a tu perro, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
69 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social