6 errores comunes al cepillarte los dientes

6 errores comunes al lavarse los dientes

Desde pequeños sabemos que debemos cepillarnos los dientes luego de cada comida, antes de acostarnos y al levantarnos. Lo hacemos varias veces todos los días de nuestra vida, casi de forma automática, pero aún así solemos cometer ciertos errores. Aprende cuáles son y cómo darles solución con estos consejos.

1. No cepillar el tiempo suficiente

Los expertos recomiendan cepillar los dientes por no menos de dos minutos en cada sesión, una por la mañana, una antes de ir a dormir, y una luego de cada comida. La duración del cepillado es un hábito que no muchos cumplen, y es por demás importante.

Aunque la técnica sea la correcta, el producto y el cepillo sean de la mejor calidad y se acompañe con acciones complementarias (usar hilo dental, enjuague bucal, raspador de lenguas, etc.), si el cepillado no dura lo suficiente ninguno de estos aliados podrá hacer su labor de la manera apropiada. Puedes cantar una canción en tu mente o leer algo mientras te cepillas, para asegurarte de cumplir con los dos minutos, aunque con cuidado porque sino podrías cometer el siguiente error.

2. No prestar atención al cepillarse los dientes

Otro error habitual es no prestar suficiente atención a la tarea del cepillado. Para corregirlo, una buena idea es mirarnos al espejo y corroborar que estamos recorriendo toda la boca, analizar si estamos cepillando demasiado fuerte, si notamos inflamación o sangrado, si nuestras encías están siendo masajeadas y cubiertas por el producto, etc.

3. Cepillar en la dirección incorrecta

Recuerda que la técnica correcta del cepillado mezcla los movimientos de arriba hacia abajo y de lado a lado. Cumple con estos movimientos para una correcta higiene.

4. Cepillar con mucha fuerza

El cepillado debe ser firme aunque suave, mientras que el cepillo debe tener una muy leve presión sobre los dientes, sin que hagamos mucha fuerza. Cepillar demasiado brusco causaría inflamación de encías, sangrado, deterioro acelerado del cepillo dental y, simplemente, no cumplirá la función de higiene de la mejor manera.

5. No usar el cepillo correcto

Recuerda que el cepillo es la herramienta más importante de la higiene bucal. Debes renovarlo cada 3 meses, eligiendo uno de cerdas medias (ni suaves ni duras), de un centímetro de altura, y en un cabezal de 2 a 2 y 1/2 centímetros de largo como máximo. Elige cepillos con cabezales algo curvados en el extremo, de mangos ergonómicos y antideslizantes, con elementos de asistencia en la higiene bucal (como cerdas cruzadas), en diferentes largos, entre otros beneficios.

6. No usar los complementos de higiene bucal

Además del cepillo, recuerda que debes complementar tu higiene bucal con hilo dental (en especial en las zonas de corte y masticación de los dientes), un raspador de lengua y cachetes internos (puede estar ubicado en la parte posterior del cabezal) y enjuague bucal sin alcohol y con efecto desinfectante, haciendo buches por 50 a 60 segundos luego de cada cepillado.

También asegúrate de elegir la crema dental adecuada, de buena calidad y con ingredientes naturales.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a 6 errores comunes al cepillarte los dientes, te sugerimos que visites nuestra sección Salud bucal.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social