5 Hábitos para Encontrar el Equilibrio

5 Pasos para Encontrar el Equilibrio Emocional

No debes dedicarte sólo a la mente ni sólo al cuerpo, como tampoco debes definirte como sólo uno de los tantos roles que tienes en tu vida. Eres una combinación de todas esas circunstancias. Por eso, aquí tienes 5 hábitos para encontrar el equilibrio con los que podrás rendir mejor en tu trabajo, como padre o madre, como hijo y hermano, como estudiante y trabajador, en un plano espiritual, mental y físico, ¡y todo al mismo tiempo! 

¿Por qué encontrar el equilibrio?

No eres sólo uno de tus planos, ni uno solo de tus roles. La vida es compuesta, y tú eres el resultado de todos esos “mundos” que coexisten constantemente. Sin embargo, a menudo nos dejamos llevar por urgencias y obligaciones, y nos olvidamos de eso tan importante que es la complejidad de nuestro ser.

La importancia de encontrar el equilibrio. Guía para encontrar el equilibrio emocional. 5 hábitos saludables para encontrar el equilibrio.

© Depositphotos.com/mihtiander

Imagen 1. Para encontrar tu equilibrio trabaja sobre tu cuerpo, tu mente, tus emociones, tu espíritu y tu intelecto simultáneamente,

Puedes verlo muy claramente en los recientes padres que dejan en segundo plano sus roles como amigos, como pareja, como trabajadores o como estudiantes para priorizar la paternidad. Tal vez estás tan profundamente enfocado en tu trabajo, que olvidas que eres un espíritu libre y creativo que necesita expresarse de un modo sin estructuras, mucho más en contacto con tu ser interior.

Para recordar todo lo que eres y hacer que todo marche mejor, encuentra el equilibrio con 5 hábitos fáciles que podrás aplicar a tu vida, cada día, y en cualquier situación.

5 hábitos para encontrar el equilibrio

1. Desarrolla tu creatividad. Todos tenemos ese talento o acción que nos hace sentirnos bien con nosotros mismos, y no sólo contemplando el “ojo de los demás”. Cada día dedica al menos 5 minutos a hacer algo que te de placer, que libere tu alma, que te ayude a expresarte como eres en el interior. Puede ser cantar, cocinar, pintar, tejer, trabajar la madera, atender el jardín: no importa lo que sea, sólo hazlo para destrabar ese plano de tu existencia, que te ayudará a concentrar mejor tus energías en los demás.

2. Haz ejercicio. En el gimnasio, en casa, en un paseo en bicicleta, en una caminata. Ve a hacer las compras a pie, sube por la escalera, baila enérgicamente, haz cualquier actividad física que acelere tu corazón y bombee sangre por tus venas. Hacer ejercicio regularmente te dará salud, te ayudará a bajar de peso y nutrirá mejor cada célula de tu cuerpo. El resultado es fácil de anticipar: te gustarás más, te sentirás mejor en tu propia piel y elevará tu confianza, lo que se reflejará en tus demás planos.

3. Atiende tus emociones. No reprimas las negativas, si las sientes, ni olvides expresar las positivas. Llora cuando quieras, ríe cuando lo sientas, y dedícate a escuchar a tus emociones en cada circunstancia. Puedes llevar un jornal de las emociones: si no ha reído en 3 días, renta una película cómica que te saque carcajadas o reúnete con ese vecino tan ocurrente. Si no has derramado ni una sola lágrima en 7 días, lee una novela emocional o mira una película algo triste… ¡o corta cebollas!. No importa lo que hagas: siéntelo, admítelo, y exprésalo para ayudarle a tu mente a regular sus propias emociones de una manera saludable.

4. No te olvides del espíritu. Para algunos será ir a misa o al templo una vez por semana, para otros será rezar antes de ir a dormir, y para algunos más será meditar o conectar con sus mascotas en un nivel íntimo. Sea lo que sea que funcione para ti, hazlo cada día. Cultiva tu espíritu, enriquécete por dentro, acércate a Dios o al Ser Supremo cada día, al menos durante algunos minutos y pronto notarás una enorme diferencia en cómo marcha el resto de tu día.

5. Labra tu intelecto. No importa si eres un niño que está en la escuela, aprendiendo cada día, o si ya eres mayor y sientes que no hay mucho más por aprender… ¡eso no es verdad!. Siempre hay algo que puedes leer, mirar en el ordenador o en la TV, un tema nuevo para conocer –incluso si es uno que no te gusta demasiado- que te hace poner en marcha las neuronas. Ejercita tu mente y tu intelecto, desafíate con crucigramas y sopas de letras, descarga aplicaciones para el móvil con juegos de agilidad mental, trabaja en tu cerebro cada día, para vivir mejor, tener más enfoque, y hacer que tu cognición no quede nunca relegada.

Puede parecerte difícil de creer, pero atender a estos 5 planos que componen la complejidad de tu ser interno y externo te ayudará a enfocar mejor en tus actividades, a cumplir mejor tus roles, y a vivir con más plenitud. Encuentra el equilibrio con estos 5 hábitos fáciles que podrás hacer cada día, ¡no lo lamentarás!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a 5 Hábitos para Encontrar el Equilibrio, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social