4 mitos sobre las dietas para bajar de peso

Mitos sobre las dietas y la sana alimentación

Las dietas para mejorar la salud, reforzar el sistema inmunológico, o para bajar de peso tienen técnicas y metodologías que han de ser respetadas para ser eficaces en sus propósitos. Sin embargo, hay consejos que pasan de boca en boca y afectan los resultados de tanto esfuerzo, impidiendo una correcta nutrición y evitando alcanzar el objetivo determinado.

Conozcamos los mitos y verdades de las dietas alimenticias, para saber lo que debemos hacer y lo que debemos evitar a toda costa.

Dejar de comer y saltearse comidas

Es el primer y principal mito sobre las dietas, en especial las de bajar de peso: Dejar de comer.
Cuando te salteas las comidas no sólo no estás adelgazando adecuadamente, sino que estás impidiendo la nutrición celular de tu organismo. La falta de aportes hace que el cuerpo comience a suplir sus carencias desde las fuentes naturales, es decir, consume las grasas de tu cuerpo para mantenerse con energía, pero también toma nutrientes diversos de fuentes que los necesitan para un correcto funcionamiento.

La mejor técnica, en cambio, es la de comer menos y adecuadamente. Las porciones deben ser del tamaño del puño cerrado de la mano, y se debe combinar grupos de comidas para asegurar aportes beneficiales sin sumar grasas al cuerpo. Recuerda que el comer y el proceso digestivo queman calorías, por lo que lo mejor es comer cinco a seis veces por día, en platos reducidos pero completos.

La efectividad de las dietas rápidas

Mucho se ha hablado de las dietas milagrosas de un día, de dos o de tres, que prometen bajar de peso y mejorar la salud como por arte de magia. Pero este es un gran mito; las dietas requieren de un tiempo de acción, permitiendo que el cuerpo vaya modificando sus formas adecuadamente, acostumbrándose a los cambios.

Los regímenes deben mantenerse, al menos, tres meses para ser en verdad efectivos. Estas técnicas milagrosas, como las conocidas dietas desintoxicantes de un día, no te ayudan a bajar de peso ni tampoco mejoran tu sistema inmune, simplemente pueden colaborar en un proceso digestivo más acelerado si consumes los líquidos apropiados durante ese día, a riesgo de sufrir de una carencia nutricional.

Las vitaminas nos hacen engordar

Tercer mito, falso, repetido a voces. Antaño algunos suplementos vitamínicos tenían el efecto secundario de aumentar el apetito, y cuando las personas los consumían tendían a alimentarse de bocadillos poco saludables y cargados de carbohidratos. Hoy esta falencia ha sido corregida, y tomar suplementos vitamínicos es saludable y de ninguna manera te incita a engordar.

Los cítricos engordan

Además de los suplementos, puedes consumir tus vitaminas de las fuentes más saludables: las frutas. Sin embargo, hay quienes aún piensan que los cítricos y otras piezas frescas te hacen engordar, aumentando tu apetito. Todo lo contrario; las fibras naturales aportan saciedad, los jugos te hidratan, y el aporte vitamínico de los cítricos es sumamente efectivo para mantener en alto el estado de salud.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a 4 mitos sobre las dietas para bajar de peso, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social