4 Formas de Meditar

4 Formas de Meditar ideales para Relajarse

Hay muchísimas formas de meditar, según lo que sea que queramos lograr, o el tiempo que podamos dedicarle a esta relajante y muy efectiva tarea. Aquí te contaremos sobre 4 tipos de meditaciones que te harán recuperar la vitalidad, rejuvenecer el cuerpo y la mente, y encontrar el balance en cualquier momento, sin importar qué tan fatal esté tu día.

Meditación sanadora y energizante

Comenzamos con una meditación del Kundalini Yoga, un cántico sanador que te permitirá atraer las energías de la curación y la sanación física y espiritual.

Prepara el ambiente apagando tu móvil y pidiendo que no te interrumpan. La iluminación debe ser sólo suficiente, y puedes poner música suave o sonidos de la naturaleza si lo prefieres. Siéntate cómodamente en un cojín, sobre el suelo o la cama, y cruza tus piernas sobre sí para mantener la espalda y la columna bien derechas. Cierra los ojos y respira profundo y lento, eliminando cualquier pensamiento que aparezca en tu mente.

Imagen 1. Las velas, con la energía del fuego, son buenos complementos para todas tus meditaciones hechas en casa.

Apoya los codos y antebrazos sobre tus piernas, cómodamente, y coloca las manos con las palmas hacia arriba, recibiendo así la energía del todo. Cierra los ojos, respira lento y profundo, y comienza a cantar en voz alta estos sonidos:

  • RA (el Sol)
  • MA (la Luna)
  • DA (la Tierra)
  • SA (el Infinito)
  • SAY (el Todo)
  • SO HUNG (lo Divino vibra en cada célula de mi cuerpo)

Sigue repitiendo estos sonidos, en orden, dejando que la vibración te envuelva. Visualízate iluminado, sanador, feliz y en calma. Inhala y exhala, disfruta de cada segundo. Piensa en tu recuperación, en tu salud o en la de quien lo necesite durante el tiempo en que hagas esta meditación sanadora.

Meditación rejuvenecedora de cuerpo y mente

Esta meditación atraerá la salud, la fortaleza y la felicidad. Siéntate con las piernas cruzadas sobre sí, los brazos posados en tus piernas, las palmas de las manos hacia arriba y la espalda erguida, manteniendo el mentón en paralelo al piso y la columna recta. Une los dedos meñiques de ambas manos, cómodamente. Cierra tus ojos.

Inhala profundo y muy lentamente, por la boca, y cuando llenes tus pulmones comienza a exhalar lentamente, hasta vaciarlos por completo. Repite esta respiración todo el tiempo que quieras, mientras en tu mente te repites los sonidos SA-TA-NA-MA. Haz esta meditación tanto tiempo como prefieras, energizándote y activando todo tu organismo.

Meditación para calmar miedos, angustias y ansiedades

Esta es una de las formas de meditar más efectiva para aliviar la congestión, y también para calmar la mente y el corazón. Cuando te sientas con nervios, depresión, angustia, temor o entrando en un marco mental negativo, sólo siéntate cómodamente, en la pose que quieras, y procura relajar la mente. Mantén la columna recta, la cabeza elevada y el mentón en paralelo al piso. Comienza colocando una mano sobre tu pecho, con el pulgar hacia arriba, y usa la otra mano para bloquear una fosa nasal. Respira lenta y profundamente por la otra, tanto como quieras, y luego cambia para usar la otra fosa nasal.

En una etapa más avanzada ya no usarás la ayuda de tus manos. Sólo coloca ambas sobre el pecho y concéntrate en respirar por sólo una de tus fosas nasales, con el rostro relajado. Cuando lo logres, repite por algunos segundos y luego cambia a la otra fosa nasal.

Meditación para armonizar mente y cuerpo

En situaciones de angustia, altas exigencias o cuando te sientas fuera de balance, haz esta meditación lunar para equilibrarte nuevamente. Túmbate boca abajo en el piso (o en la cama, el sofá), colocando el mentón en el suelo y los brazos a los lados, con la palma hacia el techo. Cierra los ojos y lleva la mirada hacia el tercer ojo, el punto ubicado entre tus cejas. Cuando te hayas relajado y eliminado los pensamientos de tu mente, como haces con otras formas de meditar, comienza con los siguiente pasos.

Une los pulgares con los dedos índices, mientras pronuncias o cantas en tu mente el sonido SA (el Infinito). Después une los pulgares con los dedos medios y pronuncia el sonido TA (el Nacimiento). Luego, une los pulgares con los dedos anulares, con el sonido NA (la Muerte), y finaliza uniendo los pulgares y los meñiques, con el sonido MA (el Renacer). Sigue repitiendo esta acción y los sonidos tanto como quieras, hasta sentirte armonizado y en equilibrio de cuerpo, mente y espíritu.

Estas son sólo 4 simples formas de meditar, que podrás aprovechar cuando sea que necesites recobrar energías, calma y felicidad. ¡Practícalas!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Video sugerido

Técnicas de Meditación para Principiantes.

Si deseas leer más artículos similares a 4 Formas de Meditar, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social