3 Tips para Cambiar la Actitud Ante la Vida

3 Pasos para Cambiar la Perspectiva de la Vida

Cuando sientes que tus días transcurren sin que lo notes, o como si estuvieras atascado en una rutina, recuerda estos tips para cambiar la actitud ante la vida, con poco esfuerzo y con mucha confianza. Hacerlo no sólo es “posible”, sino que es también muy simple cuando en verdad te lo propones. Podrás salir de una mala racha, de un mal humor, y encontrar un nuevo sentido al poder de tu mente para cambiar el mundo que te rodea.

¿Piensas que esto es alguna locura de moda? ¡No lo es! Se trata de realizar simples actos que han demostrado (científicamente y en numerosos estudios) que pueden modificar tu pensamiento, tu conducta, y tu experimentación de la vida cotidiana. Cambia la actitud ante la vida con estos consejos.

Cambiando tu mente

No es algo alocado, no es algo del New Age, no es algo espiritual. Es simplemente real, y fácil de notar en cualquier momento: si piensas que todo está mal, entonces verás todo mal. Si sales de casa pensando en que ese día será catastrófico y que todo se echará a perder en tu vida, es mucho más probable que sólo prestes atención a lo malo que hay a tu alrededor.

3 consejos para cambiar la actitud de vida. Cómo cambiar tu vida con actos simples. Cambiar la forma de ver la vida

© Depositphotos.com/ra2studio

Imagen 1. La realidad es lo que tú piensas: engaña a tu mente y cambia tu perspectiva de la vida, tan sólo pensando en positivo.

De este modo, no sólo estarás propiciando lo negativo en tu día, sino que lo estarás aceptando como la única realidad posible. Pero hasta en el peor de los momentos puedes encontrar la manera de ver la luz. Sólo necesitas proponértelo, dedicar tu mente a concentrarte en todo como conjunto, y no sólo en lo negativo (que no te lleva a ningún avance posible) ni tampoco forzándote a notar sólo lo positivo si no es lo que sientes en verdad.

3 actos para cambiar la forma de ver la vida

Hay actos, conductas simples, que han probado en numerosos estudios que son capaces de modificar tu enfoque, tu humor, y de hacer –por decirlo de algún modo- que la vida sea mucho más agraciada a tu alrededor. No decimos con esto que de pronto todo saldrá bien y que no tendrás ni un inconveniente: somos seres sociales que trabajamos, interactuamos y existimos en una realidad que tiene problemas y dificultades, de grandes a pequeñas. Necesitas aceptarlas, pero sólo como una opción, y no como el único camino posible.

Con estas acciones, sumándolas a este nuevo enfoque, podrás engañar a tu mente para evitar que las malas situaciones intenten capturarte. Sólo pruébalo y lo verificarás en tu propia piel:

1. Elimina la ansiedad en segundos

Cuando te sientes nervioso, ansioso, angustiado o cuando sientas virtualmente cualquier emoción negativa semejante, toma una pieza de goma de mascar y llévala a tu boca. O un caramelo, una galleta, un pequeño snack. El cerebro es primitivo y muy directo en su manera de interpretar lo que sucede.

Cuando estás en peligro o en amenaza, no te pones a comer. De esta manera, tu mente notará que tu boca está mascando algo, e inmediatamente apagará sus alarmas de amenazas. Te sentirás relajado, dejando atrás los miedos irracionales, las angustias y otras sensaciones que seguro no quieres sentir.

2. Convéncete de lo positivo

¿Sabías que puedes convencer a tu mente de una idea tan sólo repitiéndola tres o más veces? Tan solo al despertar, di una frase positiva, como “hoy es un día maravilloso”, u “hoy tendré una grata sorpresa en el trabajo”. Repítelo luego de tu rutina de aseo, y una vez más de camino al trabajo. Cuando enuncias algo (o al menos lo piensas), tu cerebro comienza a interpretarlo como real. Si lo repites las suficientes veces, se convencerá de que es una realidad.

Pruébalo también en los demás: si en una conversación dices la misma frase tres veces, convencerás a tu interlocutor. Por ejemplo: cuando vayas a rendir un examen y tu compañero de estudios esté demasiado nervioso, conversa unos minutos con él y dile tres veces que no está nervioso, o hazlo con tu propio ser. ¡Funciona como magia!

3. Aumenta el disfrute en todo lo que hagas

Se ha estudiado ampliamente el efecto que los “rituales previos” tienen sobre los actos cotidianos. Lo mejor es que puedes ponerlo a prueba en tu propio hogar: realizar un acto corto y con alguna carga emotiva antes de un acto rutinario lo hace más placentero. Algunos ejemplos son rezar antes de comer, cantar antes de realizar una tarea aburrida, recitar un poema o mantra antes de lavar el coche, y demás. Suena demasiado bueno para ser cierto, pero una vez que integres esta acción a tu vida notarás su impacto en tu goce y deleite.

Sólo sigue estos 3 pasos para cambiar la actitud ante la vida, y con la regularidad que quieras, para alejar a los malos fantasmas de tu mente y de tu estado anímico.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a 3 Tips para Cambiar la Actitud Ante la Vida, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social