Ideas para evitar gastar los ahorros

Formas de evitar que gastes los ahorros

Vamos caminando tranquilamente por la calle y de pronto nos encontramos cara a cara con el mayor enemigo de nuestro presupuesto hogareño: una gran oferta. Liquidación por cierre, de fin de temporada, oferta de lanzamiento, promoción especial: todas frases que nos indican, de un modo bastante adecuado, que nuestros ahorros están a punto de sufrir un golpe inesperado.

Pero hay modos en los que podemos obligarnos a ahorrar. Así como suena: nos forzamos a nosotros mismos a evitar el gasto, limitando nuestras posibilidades. Seguro que adquirir la templanza de resistirnos a las propuestas comerciales sería lo más apropiado. Pero seamos sinceros en esto. Tenemos la oferta mirándonos a los ojos, y tenemos el dinero en nuestra cartera.

3 formas de evitar compras compulsivas

1. Limita la cantidad de dinero que cargas

Es simple: si no tienes el dinero al alcance, no podrás comprar esa oferta que –muy probablemente- ni siquiera necesitabas en primer lugar. Muchas tiendas carecen de pagos con tarjeta, y muchas liquidaciones y promociones especiales lo son bajo la condición del pago en efectivo. Por ello, nuestra primer arma de combate es limitar la cantidad de dinero que llevamos en nuestra cartera.

Sin embargo, la precaución y la seguridad ante todo: siempre has de llevar un billete oculto para un caso de emergencia, para tomar un taxi o para una eventualidad semejante. Allí entra en juego tu control mental: ese billete es para emergencias, no para compras. Sujeta un papel escrito con esa leyenda al billete, para evitar caer en la tentación.

2. Olvida tus tarjetas para evitar gastar los ahorros

Así como hay tiendas que no ofrecen el servicio, lo cierto es que la mayoría acepta pagos con tarjetas de crédito o de débito. Además, aunque no tengamos los billetes siempre tendremos un cajero automático cerca, donde sí podríamos hacer retiros de dinero. Por ello, la segunda arma de combate es “olvidar” las tarjetas en casa cuando salimos de paseo, minimizando aún más nuestras opciones de compras compulsivas. Esta misma opción se aplica a pagarés, cheques y otros medios de pago.

3. Lleva contigo un símbolo de tu meta de ahorro

Cuando salimos a trabajar, o cuando vamos a comprar los alimentos al mercado y demás, seguramente que sí llevaremos dinero suficiente o tarjetas de crédito y débito. Entonces es cuando nos ponemos un poco más agresivos: nos damos un golpe por debajo del cinturón ante el deseo de compra.

Una buena manera de lograrlo es colocando una foto del destino donde queremos vacacionar, del coche que queremos comprar o de lo que sea que represente nuestra meta de ahorros frente a los billetes, dentro de la cartera. Con cinta adhesiva, coloca algo similar adherido a tus plásticos. Incluso puedes ser aún más directo: coloca una factura de algún servicio o impuesto, para recordarte de tus obligaciones. Así, cuando la tentación te seduzca y vayas a retirar el dinero de la cartera o billetera, recordarás que este “sacrificio” es en pro de un bienestar mayor: la consecución de tu meta de ahorros.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a 3 métodos para evitar las compras compulsivas y preservar tus ahorros, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social