3 Mascarillas Faciales Caseras

Recetas de Mascarillas para el Rostro

¿Quieres lucir un cutis como el de las celebridades en las revistas? Pues no necesitas ir al cosmetólogo cada semana: sólo confía en la naturaleza y sus bondades usando estas mascarillas faciales caseras que son tan efectivas como fáciles de hacer.

Los puntos negros, las espinillas, las irritaciones, los enrojecimientos y todo tipo de marcas en la piel nos parecen el peor de los terrores. Nos miramos al espejo y es lo primero que notamos, y por eso nuestra mente velozmente visita ideas para eliminarlos con químicos, cremas, tónicos y procedimientos de todo tipo. Pero todo lo que necesitas es usar ingredientes naturales.

3 mascarillas faciales caseras

¡No más químicos en tu piel!. Sólo prueba con estas 3 recetas, y en pocos días notarás cambios positivos.

1. Microdermoabrasión casera

La microdermoabrasión es una técnica muy popular en estos tiempos. Hazla en casa usando ingredientes seguros y eficientes, tan solo mezclando en un cuenco 1 a 2 cucharadas de un líquido limpiador, con ¼ a ½ cucharadita de un agente que raspe delicadamente. Aplica sobre la piel limpia haciendo suaves movimientos circulares por 3 a 5 minutos. Enjuaga con agua fría, y seca sin frotar.

Mascarillas faciales de miel. Cómo hacer una microdermoabrasión casera. Técnicas para preparar mascarillas faciales caseras y naturales

© Depositphotos.com/bibacomua

Imagen 1. La miel pura funciona como un imán para las impurezas, y le dará salud y belleza a tu piel.

Las mejores combinaciones para esta microdermoabrasión son:

  • Leche y nuez moscada
  • Suero de leche y nuez moscada
  • Agua y bicarbonato de sodio
  • Jugo fresco de limón y azúcar común
  • Crema agria (crema ácida) y sal entrefina

2. Mascarilla de miel para quitar impurezas

Una técnica muy simple para eliminar suciedad, grasas y células muertas de tu cutis es usar miel pura, de la más natural posible. Elige la opaca y bien pegajosa para que esta técnica tenga mejor efecto.

Sólo limpia y seca muy bien tu piel, toma un poco de miel pegajosa con las yemas de tus dedos, y comienza a dar golpecitos en la zona. Éstos harán un suave masaje, estimulando la circulación; la miel se adherirá a las suciedades y se las llevará consigo al despegar tus dedos, dando a su vez nutrición. Hazlo durante algunos minutos, y luego enjuaga con agua templada.

3. Mascarilla de claras

Haz tu propia mascarilla pull-off batiendo ligeramente una clara de huevo (sólo para romper la liga) y aplica sobre tu piel limpia y seca formando una mascarilla, sin cubrir la zona de los ojos, las cejas, la boca o las fosas nasales. Deja que seque un poco, y repite aplicando otra capa, deja secar y aplica otra más, y así hasta haber usado toda la clara.

Deja secar completamente (unos 15 a 20 minutos), y por último retira la mascarilla despegándola de tu piel, y ayudándote con agua tibia si fuera necesario. Un consejo: evita las zonas con vellos que no quieras retirar, ¡esta mascarilla también se adhiere a ellos!

Estos métodos son adecuados para todo tipo de piel. Sin embargo, si tienes el cutis sensible, alergias o condiciones especiales, o si temes que alguno de estos productos no reaccionen bien en tu cuerpo, consulta antes con tu médico o dermatólogo, para asegurarte de hacer lo mejor por tu salud, siempre.

Con estas 3 mascarillas para el rostro lograrás un cutis sensacional en poco tiempo, con una a dos aplicaciones semanales.

Si deseas leer más artículos similares a 3 Mascarillas Faciales Caseras, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social