Cómo hacer Cremas Antiarrugas Caseras

Recetas Caseras para hacer Cremas Antiarrugas

¿Quieres que tu piel se vea sensacional cada día?. Entonces prueba con una crema antiarrugas casera, personalizada y elaborada a tu gusto. Ahorrarás una fortuna y tendrás un cutis de porcelana, libre de líneas de expresión, arruguitas y hasta de imperfecciones.

Elige la receta que mejor vaya con tu tipo de piel y ponte manos a la obra preparando un producto natural a la medida de tus necesidades.

Crema antiarrugas rejuvenecedora

Esta es una crema antiarrugas sensacional que te aportará minerales y vitaminas esenciales para lucir la piel hidratada, nutrida y rejuvenecida. Es ideal para pieles sensibles, secas o grasas, y completamente natural, libre de químicos y aditivos que, a la larga, resultan tóxicos para todo el organismo.

Cómo hacer cremas caseras antiarrugas. 2 recetas caseras para hacer cremas antiarrugas. Haz tus propias cremas antiarrugas en casa

© Depositphotos.com/CandyBoxImages

Imagen 1. Usa tu crema antiarrugas casera por las noches sobre la piel limpia y seca, para aprovechar mejor sus propiedades

Para preparar esta crema antiarrugas casera, coloca en un cazo u ollita 100 cm3 de agua (mineral, de manantial, o de la que tengas). Calienta a fuego bajo y, una vez tibia, agrégale 2 cucharadas de semillas de lino, revolviendo ocasionalmente por unos 5 minutos o hasta que rompa el punto de hervor.

Controlando la temperatura, hierve las semillas de lino por unos 10 a 12 minutos, para lograr un líquido gelatinizado que se pueda filtrar. Cuela el producto para obtener sólo este líquido, tanta cantidad como puedas (ten paciencia, será algo difícil debido a su consistencia). Vuelve las semillas a la olla, agrega 50 a 100 cm3 de agua y repite el proceso, para obtener una segunda tanda del gel.

En un mortero, coloca una cucharadita de polen fresco, redúcelo a polvo, y mézclalo con 2 cucharadas de aceite natural de lino y una pizca (1/4 de cucharadita) de polvo de alga espirulina (puedes pulverizar un comprimido, si es lo que encuentras en el mercado). Mézclalo bien. Remueve con la gelatina de lino y perfuma con el aceite esencial que prefieras, asegurándote de que sea apto para la piel y que te aporte propiedades beneficiales según tus condiciones. En este punto, puedes añadir 30 gotas de conservante natural (leucidal) líquido para que tu crema antiarrugas se mantenga en mejores condiciones por más tiempo. Vierte todo en un pequeño recipiente esterilizado, y conserva en el frigorífico para mantener activas sus propiedades.

Crema antiarrugas para piel mixta, grasa o con acné

En esta segunda receta haremos una crema antiarrugas genial para las pieles grasas o mixtas, y también para pieles maduras con acné.

En una ollita de cerámica, coloca 70 ml de agua (si es de manantial o mineral mejor, si no la que prefieras) y calienta suavemente. Agrega 1/4 de cucharadita de corteza natural de roble y 1/4 de cucharadita de castaño de Indias. Mezcla y deja que el agua siga calentando hasta que comience a liberar algo de vapor, sin hervir fuerte.

Retira del fuego tu futura crema antiarrugas e incorpora 1/4 de cucharadita de cola de caballo y 1/2 cucharadita de ibisco, y revuelve suavemente. Filtra para obtener el líquido (unos 30 gramos), y agrégale 1 gramo de Xantana y Acacia (espesante natural que podrás conseguir en droguerías y tiendas naturales para cosmética). Bate con una batidora de inmersión o procesadora manual, y reserva.

En otro contenedor, mezcla 2 gramos de emulsionante natural derivado de aceite de oliva con 10 gramos de aceite de jojoba natural. Coloca a baño María hasta que el emulsionante se funda completamente en el aceite.

Aparte, prepara una mezcla de 5 gramos de aceite de semillas de uva, 2 gramos de miel natural de abejas con propóleo, 1/8 de cucharadita de polvo de hierba de trigo, y 1/8 de cucharadita de polvo de alga espirulina. Mezcla bien, retira la preparación anterior del baño María y mezcla muy bien con los demás ingredientes.

Ya integrado, emulsiona con la primera preparación, y agrega 5 gramos de glicerina y 5 gotitas del aceite esencial que quieras, para perfumar y aportar aún más propiedades beneficiales a tu piel. Puedes agregar 30 gotas de conservante natural leucidal para que tu crema antiarrugas casera se mantenga en mejores condiciones por más tiempo.

Duración de las cremas antiarrugas caseras

Si eliges no agregar el conservante natural leucidal, debes tener en cuenta que estas cremas antiarrugas son caseras y elaboradas con ingredientes completamente naturales. Mantenlas en frío y prepara de a pequeñas cantidades (las mencionadas aquí servirán para abastecerte durante un mes, aproximadamente.

Si notas que el producto cambia de color, desarrolla moho o comienza a tener otro aroma (feo olor, especialmente), descártalas y prepara una nueva tanda de estas recetas geniales para hacer tu propia crema antiarrugas.

Si deseas leer más artículos similares a 2 Recetas Caseras para hacer Cremas Antiarrugas, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social